LA BODEGA


Vera de Estenas Viñedos y Bodegas es el espíritu de Francisco Martínez Bermell. Desde que se instaló en la comarca de Utiel-Requena en 1945, trajo la tradición exportadora del Grao de Valencia. Independizándose de la empresa familiar,Francisco Martínez Bermell, bajo el magisterio de D. Pascual Carrión,en la escuela de enología de Requena, se convirtió en uno de los enólogos más prestigiosos de España. Fue elegido presidente de honor de la asociación española de enólogos, tras ser presidente durante dos legislaturas (8 años) y vicepresidente de la Organización Internacional del Vino (OIV).

En 1981 toda su actividad vitivinícola, que se había desplegado especialmente en los municipios de Requena y Venta del Moro, se trasladó a la bodega Casa de Don Ángel, edificio modernista construido en 1919, en las cercanías de Utiel. Esta bodega volvió a mostrar su espíritu pionero y comenzó un intenso cambio que consideraba necesario en la viticultura de la comarca:poco a poco dejó las exportaciones de vino a granel y se centró en mejorar las variedades de uva y recuperar la bobal con nuevos tipos de elaboración, todo ello destinado a los embotellados de calidad. Así Vera de Estenas se convirtió en la primera bodega valenciana en cultivar y elaborar variedades como Chardonnay, Merlot, Cabernet Sauvignon y Malbec.

Y este ha sido el reto que han continuado sus hijos,en especial Félix Martínez Roda, que año tras año elabora unos vinos con sello propio, siendo fiel al concepto de innovación, pero sin perder la expresión del terruño donde se cultiva el viñedo. Precisamente esta búsqueda de personalidad propia, que intenta aunar tradición y modernidad, es el legado y el espíritu de los vinos Vera de Estenas.


 

La bodega Vera de Estenas se encuentra en el amplio valle del rio Magro, cerca de la desembocadura del rio Estenas en este afluente del Júcar. La pendiente suave en la parte de solana a los pies de la sierra del Remedio permite una insolación constante que madura las uvas con gran facilidad, sin problemas.
La maduración en su punto y un suelo predominante calizo permite que la uva tradicional, la bobal, adquiera unas características únicas e irrepetibles de bondad organoléptica. Al igual que la temperatura y la macabeo. Junto a las mencionadas uvas tradicionales se encuentran la parcelas de tempranillo, merlot, cabernet sauvignon, malbec y chardonnay.

¿Por qué siete variedades de uva en 42 hectáreas del pago vinícola?
Porque el microclima, con una insolación perfecta por la inclinación de las parcelas, el suelo, calizo y algo pedregoso en las zonas altas, y el trabajo minucioso sobre las cepas permiten acercarse a la excelencia.
De la viñas cultivadas de manera natural, respetando del entorno ecológico, surgen las distintas variedades de uva que se transforman en la elaboración en los vinos Vera de Estenas:


MARTINEZ BERMELL Merlot varietal
VIÑA LIDON Chardonnay varietal
CASA DON ANGEL Bobal
CASA DON ANGEL Malbec
CAVA Brut Nature
ESTENAS Crianza Merlot, Cabernet S., Tempranillo y Bobal
ESTENAS Blanco Macabeo y Chardonnay
ESTENAS Rosado Bobal varietal
ESTENAS Madurado barrica Merlot, Cabernet S., Tempranillo y Bobal



En consecuencia Vera de Estenas pretende ser una bodega unida a grandes conceptos como la naturaleza, la excelencia, la tradición mediterránea, el amor a la tierra, la autenticidad en la elaboración y la verdad en la cata. Os invitamos a descubrirlo.

En 1981 toda su actividad vitivinícola, que se había desplegado especialmente en los municipios de Requena y Venta del Moro, se trasladó a la bodega Casa de Don Ángel, edificio modernista construido en 1919, en las cercanías de Utiel. Esta bodega volvió a mostrar su espíritu pionero y comenzó un intenso cambio que consideraba necesario en la viticultura de la comarca:poco a poco dejó las exportaciones de vino a granel y se centró en mejorar las variedades de uva y recuperar la bobal con nuevos tipos de elaboración, todo ello destinado a los embotellados de calidad. Así Vera de Estenas se convirtió en la primera bodega valenciana en cultivar y elaborar variedades como Chardonnay, Merlot, Cabernet Sauvignon y Malbec.

Y este ha sido el reto que han continuado sus hijos,en especial Félix Martínez Roda, que año tras año elabora unos vinos con sello propio, siendo fiel al concepto de innovación, pero sin perder la expresión del terruño donde se cultiva el viñedo. Precisamente esta búsqueda de personalidad propia, que intenta aunar tradición y modernidad, es el legado y el espíritu de los vinos Vera de Estenas.